Los templos cerrados ¿Una señal profética?

Sigilo profético y parloteo apocalíptico |
14 mayo, 2020
La construcción del pensamiento teológico
30 mayo, 2020
Show all

Los templos cerrados ¿Una señal profética?

LOS TEMPLOS CERRADOS ¿UNA SEÑAL PROFÉTICA?
El año 2020, el de la visión perfecta, se recordará como el año de la pandemia mundial del virus que vino con una corona, de autoridad, gobierno y soberanía, el COVID-19.

Obviando en este editorial, todas las consecuencias traídas por este virus como son el confinamiento, la caída de la economía, el cierre de las cedes de las instituciones educativas, el colapso de los centros asistenciales y de las funerarias, me propongo a analizar e interpretar sólo una de las consecuencias, “el cierre de los templos” a la luz de la deducción y el análisis bíblico y el pensamiento teológico.

LOS TEMPLOS (EDIFICACIONES PARA EL CULTO) COMO REPRESENTACIÓN INCONOGRÁFICA DE LA IGLESIA O DE LA COMUNIÓN CON DIOS.
Desde los tiempos cavernarios la especie humana ha dedicado lugares dedicados para la adoración de sus dioses. Lugar de congregación y culto, convirtiéndose estas edificaciones como el punto de encuentro de los que
profesan una creencia del ser que los creó o quién tiene dominio de su existencia. Por esta razón los templos en la iconografía humana, es la representación del lugar donde oímos la voz de Dios.

Ciertamente, el concepto “ekklesía”, dista de esta definición, ya que no es otra cosa que la asamblea de personas llamadas de afuera; un grupo de personas separadas de la masa. Por esta razón la palabra iglesia no se puede
aplicar a un solo individuo, sino al conjunto de ellos, independientemente donde estén reunidos; tampoco se puede aplicar a un local o estructura.

Sin embargo, por “costumbre”, hemos llamado, y así lo entendemos en nuestro vocabulario, el local de reunión de la ekkesía como iglesia, siendo un eufemismo aceptado y entendido, aún por los que se resisten a la propia definición.

Por esta razón, el local de adoración es un ícono universal del lugar donde Dios habla a sus adoradores y si Dios quisiera, en estos tiempos postbíblicos, ilustrar la figura de la iglesia, no usaría un rebaño de ovejas, o un edificio,
sino un templo o capilla, ya que iconográficamente el vulgo lo entiende así; De la misma manera como lo hizo en el pasado, con la edificación levantada por Salomón, dando orden al pueblo de que cada vez que oren, lo hagan en
dirección al templo (el edificio), como su presencia estuviese en esa localidad.

1Re 8:44 “Si tu pueblo saliere en batalla contra sus enemigos por el camino que tú les mandes, y oraren a Jehová con el rostro hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que yo edifiqué a tu nombre”

EL TEMPLO COMO REPRESENTACIÓN DEL DISGUSTO DE DIOS.
Según las Escrituras, la causa del cierre de las puertas del templo y su destrucción, fue el pecado de idolatría del pueblo de Israel.
1Re 9:6-8 Mas si obstinadamente os apartareis de mí vosotros y vuestros hijos, y no guardareis mis mandamientos y mis estatutos que yo he puesto delante de vosotros, sino que fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis; yo cortaré a Israel de sobre la faz de la tierra que les he entregado; y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la echaré de delante de mí, e Israel será por proverbio y refrán a todos los pueblos; y esta casa, que estaba en estima, cualquiera que pase por ella se asombrará, y se burlará, y dirá: ¿Por qué ha hecho así Jehová a esta tierra y a esta casa?.

La profecía fue cumplida por los babilonios en el 587, con la destrucción del templo y el cautiverio de Israel a Babilonia. La destrucción del templo representaba la comunión rota entre Dios e Israel. Dios les daba la espalda
por su pecado.

Esto fue necesario para que Israel entendiera las consecuencias del pecado de la idolatría. Entendido el mensaje, regresan a su tierra y Dios permite una reconstrucción precaria de manera muy sencilla y provisional en el 515 a.C.,
pero en el año 63 a.C. el general romano Pompeyo lo destruye y es Herodes el Grande quien empezó en el 19 a.C, su reconstrucción, regresándole su esplendor.

La reconstrucción del templo (permitido por Dios) representó “iconográficamente” la reconciliación entre Dios e Israel, por haberse apartado de la idolatría.

Fue el rechazo del Hijo de Dios por parte de Israel, que trae como consecuencia el cierre de las puertas del templo y su destrucción en el año 70. d. C, profetizado por nuestro Señor Jesucristo.

Luc_19:44 y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.

Con el cierre de las puertas del templo, Dios cerró a Israel su complacencia,volviéndose un pueblo (los gentiles) que no lo buscaban.

DIOS CIERRA LA PUERTA CUANDO EL PECADO HA LLEGADO A SU COLMO.
Fue la multiplicación de la maldad que movió Dios a destruir el mundo por agua y sólo unos pocos salvarlos en un arca.
Gén 6:5,6 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

Gén 7:16 “…y Jehová le cerró la puerta”.
De igual manera, Dios tiene un momento reservado para CERRAR LA PUERTA a todos aquellos que se han mantenido en su pecado, ignorando su llamamiento divino.

Luc_13:25 Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Luc_11:7 y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama;

EL CIERRE DE LOS TEMPLOS CRISTIANOS… ¿DIOS NOS QUIERE DECIR ALGO?
Contra la iglesia, ¡Ni las puertas del Hades!… pero, dice la Escritura: Luc_18:8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Mat_24:22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.

La iglesia en los últimos tiempos irá desapareciendo paulatinamente, la multitud de cantos y predicaciones y obras sociales que hace la iglesia, no vencerá el mal, sino que el mal irá en aumento hasta casi hacer desaparecer
la iglesia. Sólo la venida de Cristo hará detener el mal con su presencia y la espada de su boca.

Apo 19:13-15 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

Apo 20:10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

LAS PUERTAS DE LOS TEMPLOS CERRADOS, SEÑAL DEL FIN DEL TIEMPO DEL LLAMADO DE DIOS AL IMPÍO Y COMIENZO DEL LLAMADO DE LA IGLESIA.
Apo_11:18,19 “…y el tiempo [ha llegado]+
de juzgar a los muertos, y de dar el
galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. Y el templo de Dios fue abierto en el cielo”

*(interpolación del autor)
Rev. Edgar Salas R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *